Mascarillas FFP2 (KN95) protección respiratoria contra virus, color azul (4,5 €/unidad)

La mascarilla FFP2 (KN95), es un tipo de mascarilla de filtración bidireccional, es decir quirúrgica y auto-filtrante contra partículas y virus, usada para la protección de las vías respiratorias. Las mascarillas filtrantes FFP2 (KN95), también denominadas respiradores, son un dispositivo de protección personal que se usa en la cara o la cabeza y cubre al menos la nariz y la boca. Con esta mascarilla tienes asegurado el máximo nivel de protección que existe en el mercado. Diseño de color azul. 

  • Entregas de 2 a 4 días laborables

4,50

  • Entregas de 2 a 4 días laborables
  • Pago 100% seguro garantizado
  • Devolución garantizada
  • Envíos gratis con cestas superiores a 60€

Descripción

A diferencia de las mascarillas quirúrgicas, las mascarillas filtrantes están diseñadas específicamente para proporcionar protección respiratoria al usuario,  al crear un sello hermético contra la piel y no permitir que pasen partículas peligrosas presentes en el medio ambiente como gases, vapores, aerosoles y agentes infecciosos.

Antes de usarlas es necesario hacer una prueba de ajuste para asegurar que se logra un sellado adecuado de la cara. Cuando está  ajustada adecuadamente y el usuario inhala, se produce una fuga mínima alrededor de los bordes del respirador. Esto significa que casi todo el aire se dirige a través de los medios de filtro asegurando así su eficacia en reducir el riesgo de inhalar partículas peligrosas en el aire.

La Mascarillas FFP2 (KN95) está certificada por el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) de los Estados Unidos de América con una capacidad de filtrado del 95%. Las mascarillas con filtro de protección personal (FPP2)  según la norma de la Unión Europea EN 149 tiene una capacidad de filtrado del 92%.

Se debe utilizar en AISLAMIENTO AÉREO.

  • En todo caso al entrar en la habitación: personal sanitario, celadores, limpieza, familiares, etc.
  • Durante el traslado del paciente, cuando éste no lleve puesta una mascarilla quirúrgica.
  • Se debe utilizar en tareas en las que se prevea una posible exposición a agentes infecciosos que se transmiten vía aérea. Por ejemplo: mantenimiento (cambio de filtros habitaciones de aislamiento), lavandería (cajón de selección de ropa), etc.

COLOCARSE la mascarilla FFP2 (KN95)

  • Antes de entrar a la zona contaminada:
  • Lavarse las manos adecuadamente.
  • Comprobar la fecha de caducidad y que la mascarilla no presenta defectos ni en las bandas ni en el material filtrante, clip nasal, etc.
  • Colocarse la mascarilla. Los elementos de protección se deben colocar en el siguiente orden: bata, gorro, calzas, mascarilla, gafas y guantes.
  • Ajustar la mascarilla correctamente para conseguir una protección adecuada.
  • La barba, patillas, etc. pueden impedir el ajuste.
  • En caso de llevar gafas, hay que quitárselas para colocar y ajustar la mascarilla.

QUITARSE la mascarilla FFP2 (KN95)

  • Los elementos de protección se retirarán en el siguiente orden: guantes, gafas, calzas, gorro, bata (dentro) y mascarilla (fuera de la zona contaminada).
  • Desechar la mascarilla en el contenedor adecuado colocado para tal fin.
  • Tras quitarse la mascarilla lavarse las manos adecuadamente
  • La Organización Mundial para la Salud recomienda el uso para procedimientos de aislamiento ó con posible generación de aerosoles infecciosos (M.Tuberculosis, Sarampión, Varicela, SRAS..) un respirador con una eficiencia de filtración de al menos el 95% para partículas de 0,3 micras de diámetro. Lo que equivale a una mascarilla KN95 según normativa americana NIOSH

Clasificación de las actividades sanitarias en función del riesgo de exposición a agentes de transmisión áerea:

  • Actividades con riesgo bajo-moderado: entrar en habitaciones de aislamiento respiratorio, asistencia en urgencias y consultas a pacientes de alto riesgo de padecer enfermedades de transmisión aérea, laboratorios donde se procesen micobaterias (siempre que se trabaje en cabina de flujo laminar), ….
  • Actividades con riesgo alto: broncoscopias, técnicas de inducción de esputos y aspiración de secreciones, intubación traqueal, autopsias de pacientes con sospecha o diagnóstico de enfermedades de transmisión aérea, manipulación de muestras de estos pacientes en A. Patológica, drenajes de abcesos tuberculosos, traslado en ambulancia de estos pacientes, personal que prepara citostáticos (aunque se trabaje en cabina de flujo laminar), personal que realiza instilaciones de citostáticos,..

Uno de los peligros ocupacionales en el entorno de la salud es la transmisión aérea de ciertas enfermedades infecciosas como el coronavirus.

El potencial de exposición no se limita a los médicos, enfermeros y personal de apoyo que atiende directamente a pacientes. Abarca también a las personas que entregan comidas, limpian las habitaciones de los pacientes y hacen trabajos de mantenimiento. Todas las personas que trabajan en áreas donde hay pacientes infectados con enfermedades de transmisión por el aire están en posible riesgo.

Una línea de defensa vital es el uso de protección respiratoria adecuada cuando sea necesario. El respirador KN95 con mascarilla de filtrado es el que más se usa en el ámbito de la salud.

Tanto empleadores como empleados deben seguir las normas de salud y seguridad establecidas por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés), la Comisión Conjunta, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, y otras organizaciones.

Es importante que tenga en cuenta las siguientes consideraciones con respecto a los productos de protección respiratoria:

  • Siga las pautas del programa de protección respiratoria de su organización; esto incluye tener la aprobación médica necesaria
  • Asegúrese de estar usando un respirador aprobado por NIOSH.
  • Haga que le hagan una prueba de ajuste del respirador anualmente.
  • Sepa cómo ponerse y sacarse el modelo y la marca de respirador específico que use.
  • Sepa cómo usar el respirador de manera segura y eficaz.

Dispositivos de protección respiratoria

Los respiradores KN95 con mascarilla de filtrado son una parte importante del control de infecciones en los entornos de salud.

A diferencia de las mascarillas quirúrgicas, los respiradores están diseñados específicamente para proporcionar protección respiratoria al crear un sello hermético contra la piel y no permitir que pasen partículas que se encuentran en el aire, entre ellas, patógenos. La designación KN95 indica que el respirador filtra al menos el 95% de las partículas que se encuentran en el aire.

El personal debe usar los respiradores conforme a las normas del programa integral de protección respiratoria OSHA 1940.134. Los empleadores deben cumplir el requisito de crear e implementar un programa de protección respiratoria escrito que incluya procedimientos específicos para el lugar de trabajo, y proveer capacitación sobre esos procedimientos por parte de una persona calificada. 

Respirador con mascarilla FFP2 (KN95)

En la mayoría de los casos, en los entornos de salud, se usan los respiradores KN95 aprobados por NIOSH con mascarilla de filtrado para proteger a quienes los usan de las partículas en el aire, que incluyen patógenos. Tenga en cuenta que los respiradores KN95 no protegen contra gases, vapores o aerosoles y que podrían proporcionar poca protección contra derrames directos de líquidos.

Información adicional

Unidades

10 unidades (6,5 €/unidad), 2 unidades (6,5€/unidad), 5 unidades (6,5 €/unidad)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Mascarillas FFP2 (KN95) protección respiratoria contra virus, color azul (4,5 €/unidad)”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mascarillas FFP2 (KN95) protección respiratoria contra virus, color azul (4,5 €/unidad)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email