Fitoterapia para combatir la infección de orina: Arándano rojo

Tabla de contenidos

Fitoterapia para combatir la infección de orina: Arándano rojo

En mi último post escribía sobre las infecciones del tracto urinario de repetición y entre los consejos para su prevención estaba el tratamiento con fitoterapia.

Aunque existe cierta controversia sobre la eficacia del uso de estos tratamientos, voy a tratar de explicar cuál es el fundamento de su utilización ya que existen varios ensayos in vitro e in vivo que demuestran su actividad farmacológica coadyuvante a la terapia antibiótica en las infecciones urinarias.  Concretamente, hablamos del arándano rojo americano.

 

El arándano rojo

 

Cuando utilizamos el término arándano rojo nos referimos a la planta de la familia Ericaceae denominada Vaccinium macrocarpon. Cranberry en inglés.

El Arándano rojo es un arbusto enano que crece en marismas de carácter ácido del hemisferio Norte. Con tallos de unos 10 cm aproximadamente, hojas pequeñas y perennes, flores rosas oscuras, con un fruto que es una baya con un tamaño superior al de sus hojas, que inicialmente son blancos pasando a un rojo intenso conforme maduran. Son comestibles, de sabor ácido.

Las bayas son ricas en proantocianidinas (PAC) que es el principio activo que se utiliza tanto como tratamiento curativo (con el objetivo de conseguir una rápida erradicación y eliminación de las bacterias y un alivio rápido de la sintomatología), como preventivo. Posee otros compuestos fenólicos que pueden también jugar un papel importante en los beneficios clínicos observados.

Estos son los aspectos por los que el consumo de arándano rojo puede resultar beneficioso:

  • Las bacterias responsables de las infecciones del aparato urinario para actuar tienen que fijarse en primer lugar sobre el epitelio de las vías urinarias y, en segundo lugar, para iniciar la infección deben alcanzar una determinada cantidad en su población.  Los principios activos de estas plantas impiden que las bacterias patógenas se fijen al tejido de las células que reviste el tracto urinario, de tal manera que dificultan su proliferación y desarrollo.  De este modo, es más fácil que la bacteria sea expulsada con la orina y se reduzca el riesgo de infección
  • Posee cierta actividad antimicrobiana
  • Tiene capacidad de acidificar la orina (pH de 5,5 a 6)  Aunque en un principio se pensaba que era la facultad de disminuir el pH de la orina lo que impedía el desarrollo de las bacterias, posteriormente se estableció que era el mecanismo de anti adhesión bacteriana el principal responsable de su efecto antibacteriano y que la acidificación urinaria sólo contribuía a este efecto creando un medio ácido que impide el desarrollo de las bacterias.
  • Acción diurética que le permite aumentar el volumen de orina, algo indispensable en el tratamiento de las infecciones del aparato urinario, ya que al eliminar más orina dificultan también que las bacterias se adhieran al epitelio urinario.

 

¿Cómo tomaremos el arándano rojo?

 

Existen muchas especialidades comercializadas, pero habitualmente, la pauta recomendada como tratamiento profiláctico es de 36 mg de PAC (método DMPAC/PAC003) al día durante 30 días por trimestre durante 1 año o, durante 6 meses consecutivos.

Tendremos que tener ciertas precauciones en algunas situaciones:

  • Alergia a la aspirina: El arándano rojo contiene cantidades significativas de ácido salicílico. El ácido salicílico es similar a la aspirina (ácido acetil salicílico). Debemos evitar la ingesta continuada de arándano rojo si se es alérgico a la aspirina.
  • Antecedentes de cálculos renales: El jugo de arándano rojo y los extractos de arándano rojo contienen una cantidad importante de una sustancia química llamada oxalato. Puesto que los cálculos renales están hechos principalmente de oxalato combinado con calcio, el arándano rojo podría aumentar el riesgo de formación de cálculos renales. Evitaremos tomar productos con extracto de arándano rojo o beber mucho jugo de arándano rojo si existen antecedentes de cálculos renales.
  • Por otro lado, aunque parece que durante el embarazo y la lactancia el arándano rojo y el jugo de arándano rojo son seguros, nunca lo tomaremos sin que lo sepa el médico y siempre informaremos a nuestro médico o farmacéutico si estamos tomando otros medicamentos antes de iniciar el tratamiento con arándano rojo, ya que debe de ser un profesional de la salud quien seleccione la especialidad y establezca la pauta más adecuada en cada caso.

Además del arándano rojo, existen otros medios fitoterápicos con acción antiséptica urinaria y/o diurética que pueden usarse como coadyuvantes con el fin de lograr una mayor eficacia. Como escribía en el post anterior, será de gran ayuda la ingesta de abundante líquido (sugerimos la ingesta de entre 1,5 a 2 litros de agua al día).
Pero cuidado, ¡¡no nos confiemos!!  Si no se tratan adecuadamente, las infecciones del tracto urinario se pueden complicar, llegando incluso a patologías serias si la infección llega a alcanzar los riñones. Es absolutamente indispensable la consulta con el médico, y en algunas ocasiones será necesario iniciar el tratamiento con antibióticos a pesar de haber tomado las medidas higiénico-dietéticas y de suplementos nutricionales ya mencionados.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Posts relacionados

Gel Higienizante Sesderma

Cómo lavarse las manos. COVID-19.

COVID-19 y responsabilidad individual: ¿Vamos a dejar en manos de terceras personas nuestra seguridad frente al COVID-19? ¿Qué medidas funcionan para no contagiarnos? El uso

migraña y enzima DAO

Migrañas y enzima DAO

La enzima DiAminoOxidasa (DAO), puede llegar a prevenir el 90% de las migrañas. El déficit de esta enzima, produce la migraña y afecta a un

Suscríbete a nuestro Blog

Nuestros artículos están escritos por expertos en el sector y te ayudarán a descubrir tratamientos o productos revolucionarios que estamos seguros que te serán de gran ayuda.