-10% DE DESCUENTO EN LA PRIMERA COMPRA CON EL CÓDIGO FARMACIA10

Diabetes tipo 1 y 2: diferencias, comprensión y tratamiento 

Diseño sin título (11)

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo. Por ello, es fundamental comprender qué son las diabetes tipo 1 y 2 y sus diferencias, algo crucial para un diagnóstico preciso y para recibir el tratamiento adecuado.

En este sentido, la detección temprana de la diabetes y el inicio de un tratamiento adecuado son fundamentales para controlar la enfermedad y prevenir complicaciones a largo plazo. En este artículo te contamos en detalle qué es la diabetes, las diferencias entre la diabetes tipo 1 y tipo 2 y cómo detectar si se tiene diabetes, entre otros puntos clave. 

 

¿Qué es la diabetes? 

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta la forma en que el cuerpo procesa y utiliza la glucosa, que es el azúcar presente en la sangre y una fuente de energía importante para las células. En condiciones normales, el páncreas produce una hormona llamada insulina, que ayuda a que la glucosa ingrese a las células para su uso. Sin embargo, en la diabetes, el cuerpo tiene dificultades para producir o utilizar la insulina de manera efectiva.

Esto resulta en niveles elevados de glucosa en la sangre, lo que se conoce como hiperglucemia. Con el tiempo, la hiperglucemia puede dañar los órganos y sistemas del cuerpo, causando complicaciones a largo plazo, como enfermedades cardiovasculares, daño a los riñones, problemas oculares, neuropatía y problemas en los pies.

 

 

Diabetes tipo 1 y 2: diferencias 

La diabetes tipo 1 y 2 son dos formas distintas de diabetes con diferencias significativas en términos de causa, desarrollo y tratamiento. Sus principales diferencias radican en su causa, edad de inicio y tratamiento: 

1. Causa

La diabetes tipo 1 se considera una enfermedad autoinmune, en la cual el sistema inmunológico del cuerpo ataca y destruye las conocidas como “células beta”  en el páncreas, responsables de producir insulina. En contraposición, la diabetes tipo 2 generalmente se desarrolla debido a una combinación de factores genéticos y estilo de vida poco saludable, como la obesidad, la falta de actividad física y una dieta poco equilibrada.

 

2. Edad de inicio

La diabetes tipo 1 suele aparecer en la infancia o en la adolescencia, aunque también puede diagnosticarse en adultos. Por otro lado, la diabetes tipo 2 tiende a desarrollarse en la edad adulta, pero se está volviendo más común en personas más jóvenes, incluso en niños y adolescentes, debido a la obesidad y al estilo de vida sedentario.

 

3. Producción de insulina

En la diabetes tipo 1, el páncreas no produce insulina o produce muy poca (razón por la que se requiere de administración externa de insulina para controlar los niveles de glucosa en la sangre). En la diabetes tipo 2, el páncreas generalmente produce insulina, pero el cuerpo no puede utilizarla eficientemente (resistencia a la insulina), lo que resulta en niveles elevados de glucosa en la sangre. Con el tiempo, la producción de insulina puede disminuir en la diabetes tipo 2, y en algunos casos, puede ser necesaria la administración de insulina adicional.

 

4. Tratamiento

El tratamiento estándar para la diabetes tipo 1 implica la administración diaria de insulina, generalmente mediante inyecciones o el uso de una bomba de insulina. También se requiere un control regular de los niveles de glucosa en la sangre, una alimentación saludable y ejercicio regular. En la diabetes tipo 2, el tratamiento inicial generalmente implica cambios en el estilo de vida, como una dieta saludable, actividad física regular y pérdida de peso si es necesario. En algunos casos, pueden ser necesarios medicamentos orales o inyectables para controlar los niveles de glucosa en la sangre. En etapas avanzadas de la enfermedad, la insulina puede ser necesaria para mantener un control adecuado.

 

 

Independientemente del tipo de diabetes el control adecuado de los niveles de glucosa en la sangre, la alimentación saludable, la actividad física regular y el seguimiento médico son esenciales para prevenir complicaciones a largo plazo y mantener una buena calidad de vida. Cada tipo de diabetes requiere un enfoque individualizado en el manejo y tratamiento, por lo que es importante trabajar en estrecha colaboración con los profesionales de la salud para desarrollar un plan adecuado para cada persona.

 

Síntomas comunes 

Algunos síntomas comunes de la diabetes pueden incluir:

  1. Aumento de la sed y la micción: las personas con diabetes pueden sentir una sed excesiva y necesitar orinar con mayor frecuencia.
  2. Fatiga: la falta de energía y la sensación de cansancio constante son síntomas frecuentes en la diabetes.
  3. Pérdida de peso inexplicada: si experimentas una pérdida de peso significativa sin motivo aparente, esto puede ser un indicio de diabetes.
  4. Aumento del apetito: algunas personas pueden experimentar un aumento del apetito, especialmente después de comer.
  5. Visión borrosa: los cambios en la visión, como la dificultad para enfocar o la visión borrosa, pueden ser síntomas de diabetes.
  6. Heridas que tardan en sanar: las heridas o cortes que no cicatrizan rápidamente o que se infectan fácilmente pueden ser un signo de diabetes.
  7. Infecciones recurrentes: las personas con diabetes pueden ser más propensas a infecciones, como infecciones urinarias, infecciones en la piel o infecciones de las encías.

 

 

Es importante destacar que estos síntomas pueden variar en intensidad y no todas las personas con diabetes los experimentan. Si tienes alguna inquietud sobre posibles síntomas de la diabetes, nuestro equipo de profesionales está disponible para responder todas tus preguntas y proporcionarte la información necesaria a través de nuestro servicio de atención vía Whatsapp. Comprendemos la importancia de contar con respuestas claras y precisas cuando se trata de tu salud, por ello estamos comprometidos en ofrecerte una atención personalizada y confiable.

 

¿Cómo detectar si tienes diabetes? 

Para poder detectar si tienes diabetes es necesario realizar pruebas de glucosa en sangre para evaluar los niveles de azúcar en tu organismo. Una prueba de glucosa consiste en la toma de una muestra de sangre en ayunas para medir los niveles de glucosa en sangre. Si los resultados muestran niveles de glucosa superiores a 126 mg/dL (miligramos por decilitro), se considera uno de los factores  indicativos de diabetes.

 

 

En Farmàcia 1896 ofrecemos un servicio especializado de realización de pruebas de glucosa para ayudarte en la detección temprana de la diabetes. Ya sea que estés buscando detectar la diabetes en sus etapas iniciales o necesites monitorear tu condición existente, nuestro servicio de pruebas de glucosa te brindará los resultados necesarios para tomar decisiones informadas sobre tu salud. Estamos aquí para apoyarte en tu viaje hacia el manejo adecuado de la diabetes y ayudarte a alcanzar una vida saludable.

Comparte este post

Posts relacionados

efectos de la ansiedad

8 efectos de la ansiedad en el cuerpo

La ansiedad, considerada como una respuesta natural a situaciones de estrés o peligro percibido, puede ser beneficiosa en ciertas circunstancias al ponernos en alerta frente

Suscríbete a nuestro Blog

Nuestros artículos están escritos por expertos en el sector y te ayudarán a descubrir tratamientos o productos revolucionarios que estamos seguros que te serán de gran ayuda.

¡Suscríbete a la newsletter!

Compartimos todo lo que necesitas saber para garantizar tu bienestar. No te pierdas ninguno de nuestros artículos.