-10% DE DESCUENTO EN LA PRIMERA COMPRA CON EL CÓDIGO FARMACIA10

Dermatitis por estrés

Dermatitis por estrés

La piel, siendo el órgano más grande del cuerpo humano, es susceptible a una variedad de afecciones y trastornos. Por eso, suele ser una de las partes de nuestro cuerpo que mejor refleja la somatización de nuestro estado de ánimo. 

Uno de estos trastornos cutáneos que ha ganado la atención en los últimos años es la dermatitis por estrés. El estrés prolongado puede afectar el sistema inmunológico, lo que puede llevar a la aparición de brotes de dermatitis

En este artículo, desde Farmacia 1896 queremos tratar en profundidad esta afección, analizando sus causas, síntomas, diagnóstico, opciones de tratamiento y estrategias de prevención.

¿Qué es la dermatitis?

La dermatitis es una inflamación de la piel que puede presentarse en diversas formas y por diversas causas. Es una afección común y puede afectar a personas de todas las edades. Entre las causas más comunes de la dermatitis se encuentran los cambios hormonales, como los experimentados durante el embarazo o la menopausia, o la predisposición genética, lo que hace que algunas personas pueden ser genéticamente más susceptibles a desarrollar esta afección. Los síntomas de la dermatitis pueden variar, pero a menudo incluyen enrojecimiento, picazón, hinchazón y erupciones cutáneas. Existen varios tipos de dermatitis, siendo los más comunes los siguientes:

  1. Dermatitis atópica. También conocida como eccema, es una forma crónica de dermatitis que se caracteriza por la sequedad de la piel, picazón intensa y erupciones cutáneas. Puede ser hereditaria y suele afectar a personas con antecedentes familiares de alergias. Esta loción de ISDIN alivia el picor de manera inmediata.
  2. Dermatitis de contacto. Se produce cuando la piel entra en contacto con una sustancia que causa una reacción alérgica o irritante. Pueden ser productos químicos, metales, plantas, entre otros.
  3. Dermatitis seborreica. Esta forma de dermatitis afecta principalmente el cuero cabelludo y la cara. Suele causar piel escamosa, enrojecimiento y caspa. Una muy buena crema que te podemos ofrecer para este tipo de dermatitis es esta de Bioderma.
  4. Dermatitis de estasis. Ocurre cuando hay una mala circulación sanguínea en las piernas, lo que lleva a la hinchazón y erupciones en esa área.
  5. Dermatitis numular. Se caracteriza por erupciones cutáneas en forma de monedas o placas. Puede ser muy picante y se encuentra comúnmente en brazos, piernas y torso.
  6. Dermatitis herpetiforme. Esta es una forma rara de dermatitis relacionada con la enfermedad celíaca. Se manifiesta con ampollas y picazón intensa.
  7. Dermatitis por estrés. También conocida como dermatitis de origen emocional, es una afección de la piel. Se presenta como una erupción cutánea inflamatoria que puede variar en gravedad y ubicación en el cuerpo.

Dermatitis por estrés

Como ya hemos mencionado, la dermatitis por estrés está muy relacionada con el estado psicológico de la persona afectada. Cuando una persona experimenta estrés crónico o situaciones emocionales significativas, el cuerpo puede liberar sustancias químicas que afectan la piel, lo que a su vez puede desencadenar o empeorar la dermatitis. Sin embargo, una vez que se reduce o se maneja el estrés, es probable que los síntomas de la dermatitis mejoren o desaparezcan gradualmente.

Para diagnosticar esta afección es necesario realizar un examen físico y una evaluación de los síntomas por parte de un dermatólogo o médico. También se pueden realizar pruebas de alergia cutánea para descartar otras posibles causas de erupciones.

Entre las causas que la generan se encuentran: 

  1. Estrés y presión emocional. El estrés es un factor desencadenante común. Situaciones de alta presión, preocupaciones laborales o personales, y eventos estresantes pueden contribuir al desarrollo de la dermatitis por estrés.
  2. Ansiedad y depresión. Los trastornos de ansiedad y la depresión a menudo se asocian con la dermatitis por estrés. Los desequilibrios químicos en el cerebro pueden influir en la salud de la piel.

Sus síntomas pueden variar de leves a graves y suelen incluir:

  1. Erupciones cutáneas. La erupción es el síntoma más común y suele ser roja, inflamada y con picazón.
  2. Picazón intensa. La picazón puede ser intensa, lo que puede llevar al rascado y, en algunos casos, al sangrado o agravamiento de la erupción. En casos más graves, la piel puede descamarse o desarrollar costras.
  3. Enrojecimiento e hinchazón. La piel afectada a menudo muestra enrojecimiento y puede hincharse.
  4. Dolor y sensibilidad. La piel puede volverse dolorosa y sensible al tacto.
  5. Cambios en la textura. Puede haber cambios en la textura de la piel, como engrosamiento o adelgazamiento.

Tratamiento de la dermatitis por estrés 

El tratamiento de la dermatitis depende del tipo y la causa subyacente. Puede incluir el uso de cremas o lociones tópicas, medicamentos orales, cambios en la dieta, evitar desencadenantes conocidos y adoptar medidas para mantener la piel bien hidratada. 

En la mayoría de los casos de la dermatitis causada por el estrés, con el manejo adecuado de los factores emocionales y de los síntomas cutáneos, la sintomatología puede mejorar y no se convierte en una afección permanente. Sin embargo, es importante buscar la orientación de un dermatólogo o profesional de la salud si experimentas síntomas persistentes o graves para obtener un diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento.

Algunas estrategias para su tratamiento incluyen:

  1. Manejo del estrés. Es importante identificar y evitar posibles desencadenantes emocionales o físicos para prevenir brotes. Aprender técnicas de manejo del estrés, como la meditación, el yoga o la terapia cognitivo-conductual, puede ayudar a reducir los brotes de dermatitis por estrés. La terapia psicológica puede ser beneficiosa para abordar los factores emocionales subyacentes que contribuyen a la dermatitis por estrés.
  2. Cuidado de la piel. Mantener la piel bien hidratada y utilizar productos suaves y sin fragancia puede ayudar a aliviar los síntomas. Es importante utilizar productos tanto en la ducha como después de esta, para un correcto cuidado de las pieles con dermatitis. Además, aunque siempre es aconsejable, cuando la piel es altamente sensible, se recomienda, más que nunca, utilizar protectores solares para evitar futuras manchas en la piel. Los productos que te podemos ofrecer en Farmacia 1896 están testados y probados de tal manera que podemos asegurar que su eficacia está clínicamente comprobada. 
  3. Medicamentos. En casos graves, se pueden recetar cremas con esteroides tópicos o medicamentos orales para reducir la inflamación.

Prevención de la dermatitis por estrés

Su prevención implica la reducción del estrés en la vida cotidiana y el desarrollo de estrategias de afrontamiento saludables. Aquí hay algunas formas de prevenir esta afección:

  1. Ejercicio regular. El ejercicio puede ayudar a reducir el estrés y mejorar la salud general de la piel.
  2. Dieta equilibrada. Consumir una dieta rica en vitaminas y antioxidantes puede beneficiar la salud de la piel.
  3. Descanso suficiente. Dormir lo necesario es fundamental para el bienestar emocional y cutáneo.
  4. Apoyo social. Hablar sobre el estrés con amigos, familiares o un terapeuta puede proporcionar el apoyo necesario.

La dermatitis por estrés es una afección cutánea que puede ser debilitante y afectar negativamente la calidad de vida. Reconocer los factores emocionales y físicos que contribuyen a esta afección es un paso importante para la prevención y el tratamiento. La combinación de cuidado de la piel, manejo del estrés y apoyo emocional puede marcar la diferencia en el bienestar general. Si estás experimentando síntomas de dermatitis por estrés, es importante consultar a un profesional médico para recibir la orientación y los tratamientos adecuados. La piel es un reflejo de nuestra salud y bienestar emocional, y cuidarla es fundamental para mantener un equilibrio óptimo en nuestras vidas.

Comparte este post

Posts relacionados

efectos de la ansiedad

8 efectos de la ansiedad en el cuerpo

La ansiedad, considerada como una respuesta natural a situaciones de estrés o peligro percibido, puede ser beneficiosa en ciertas circunstancias al ponernos en alerta frente

Suscríbete a nuestro Blog

Nuestros artículos están escritos por expertos en el sector y te ayudarán a descubrir tratamientos o productos revolucionarios que estamos seguros que te serán de gran ayuda.

¡Suscríbete a la newsletter!

Compartimos todo lo que necesitas saber para garantizar tu bienestar. No te pierdas ninguno de nuestros artículos.